Escena Eliminada de Through The Zombie Glass ( The White Rabbit Chronicles #2)

Through The Zombie Glass #2 
The White Rabbit Chronicles 
Gena Showalter
15755296

Este capítulo fue eliminado de Through The Zombie Glass. (Si usted ha leído el libro, verás que algunos fragmentos fueron trasladados a otras partes del libro.) Fue cortado por tres razones. 
1) Era confuso, 
2) Decidimos darle a Ali una reacción diferente a la toxina Zombie y al antídoto 
3) La relación Ali y Cole estaba apagada y necesita renovación.
SI USTED NO HA LEÍDO EL LIBRO O ALICE IN ZOMBILAND, ESTA ADVERTIDO. AQUÍ PUEDES ENCONTRAR SPOILERS.

La puerta se abre, la luz del pasillo inunda mi habitación. “¿Ali?” dice mi nana, su voz... extraña. Alterada “¿Estas despierta?”
“Lo estoy”
"Bueno. Tienes una visita."
Con la luz, la niebla desaparece y me encuentro cara a cara con mi... mi...
"¿Mamá?" Mi pecho se contraje mientras veo su hermoso rostro y la caída de pelo, oscuro y recto.
"Ali, querida. ¿Estás bien?" Era la voz de Nana la que estaba escuchando, me di cuenta, pero mi madre.
Pero... espera. Ali, había dicho. Mi madre nunca me había llamado Ali. Para ella, siempre había sido Alice.
Esto tenía que ser otra alucinación.
Me encontré junto a ella, haciendo lo mejor para no tocarla. Cole esperaba en la sala de estar, sentado en el sofá, y cuando él me vio, se bajó de un salto.
"Vamos", le dije, tratando de no llorar.
"¿Qué está mal?", Exigió.
Me deslice junto a él, buscando a tientas el picaporte. La niebla había desaparecido, pero no se había disipado por completo. Afuera, podía ver el contorno de su Jeep. Y, sin embargo, cuando traté de abrir la puerta, la manija no estaba en el lugar que debería estar. Era más baja. Fruncí el ceño mientras me acomodaba en un asiento más cómodo de lo que recordaba, el aire saturado con miles de perfumes diferentes.
La puerta del lado del conductor gimió al abrirse, y Cole se deslizó dentro. "Tu abuela está preocupada por ti."
Nana me había visto, y ¿yo no la había visto a ella? "Creo que necesito más antídoto", le dije, cubriéndome los ojos con las manos.
"¿Te pica?"
"No ¿Tienes un poco?"
"Siempre. "
¿Está el a propósito torturándome? "Bueno, Dámelo."
Una pausa, un roce de la ropa. "No voy a comentar sobre tu elección de palabras." Una aguda punzada en el brazo. El líquido caliente circula a través de mí, igual que antes, pero como me recosté en mi asiento me di cuenta de que la niebla sólo se espesaba.
Tal vez... ¿era posible que la niebla fuera causada por el antídoto y no un aumento de la toxina zombie? Que yo sepa, nadie había tenido tantas dosis del antídoto en tan poca cantidad de tiempo. Los efectos secundarios no se conocían.
"Te puedo llevar a ver a Ankh", dijo Cole.
Lo detuve con un movimiento de cabeza. "Te dije que no más pruebas, y lo dije en serio. Vamos a la fiesta. "
"¿En serio? Tú y yo? "
¿Por qué estaba actuando de manera extraña, como si no hubiéramos hecho planes? ¿O mi percepción estaba apagada también? "Yo quería una noche para ser normal, y yo no voy a dar eso por alguna razón. Conduce".
"Sí, señora." El coche retrocede, luego se endereza y sale en movimiento.
No pude distinguir ningún detalle acerca de los paisajes, pero me di cuenta de que el sol se había puesto y había caído la noche. "¿Se ha informado de ninguna actividad zombie?"
"No, pero yo estoy de guardia esta noche, así que voy a ser uno de los primeros en saber si eso cambia."
Yo no había reaccionado a la Palabra-C por un tiempo, pero lo hice ahora. Mi corazón se aceleró. No lo suficiente como para alarmarme, pero sólo suficiente para enviarme corriendo a un nuevo tema. "¿Qué es lo que estoy oliendo?"
"¿Mi hombría?"
Le di una palmada en el brazo. "En serio. ¿Qué?"
"¿Qué quieres decir?"
"Es como que no podías decidir sobre un ambientador, por lo que has decidido usarlos a todos."
Se echó a reír cuando el coche frenó lentamente, se detiene. "Tal vez eso es exactamente lo que pasó. Ahora. Basta de hablar de eso. Ya estamos aquí."
Extiendo la mano y le sujeto la muñeca antes de que pueda bajar. "Voy a necesitar tu ayuda. Estoy teniendo problemas para ver a mí alrededor de nuevo."
"¿Olvidaste tus gafas?", preguntó con una sonrisa.
"Ja, Ja." Lo solté y él salió. Él vino por mi lado, y me abrió la puerta, me ayudó. Me apoyé en su costado, metiendo la cabeza en el hueco de su hombro.
Fruncí el ceño, me di cuenta de que no encajaba en su contra tan sencillo como siempre.
"¿Has perdido peso?", Le pregunté.
Otra risa de él. "A las chicas les gusta que se les diga que han perdido peso. No a los Chicos".
"Lo siento," murmuré. En el fondo, una parte de mí gritaba, algo está mal. Déjalo. Vete a casa.
¿Instinto? ¿O simplemente miedo? Probablemente Miedo.
Bueno, yo nunca volvería a tener miedo. 
"Vamos." Él me llevó hacia delante.
Pude distinguir la sombra de la mansión de Reeve, que se extendía a lo alto y ancho. Se podía oír el murmullo de voces mezcladas y congestionada con el ritmo de la música a alto volumen. La temperatura cambió en el momento que estuvimos adentro, de lo frío gélido a la sauna - como el calor que demasiados cuerpos en un espacio pequeño siempre causa.
"Hey Ali", alguien dice.
"Gavin", alguien mas dice. 
¿Dónde?
"Yo No estaba seguro de que vendrías," alguien me dice.
"Ali Kat" una chica burbujeante proclama, usando el nombre con el que Kat a veces me llama. 
Pero todas las voces sonaban igual —como la de Emma. Y como un grupo de chicas se acercó a mí, tirando de mis brazos para ganar mi atención, la niebla se abrió, revelando... —
El Choque me envió tambaleante hacia atrás.
Cole me impidió ir demasiado lejos.
Emma. Vi a Emma. Toda alrededor de mí. Todos los rostros mirándome pertenecían a mi hermanita. Con dificultad para respirar, miré a la izquierda, a la derecha. Emma, Emma, en todas partes. Y oh, misericordia dulce, allí estaba mi padre. Mi madre. Mi padre una vez más—de pie junto a... a sí mismo.
"Hey, ¿qué está pasando?" Uno de mis papás murmura.
Iba a vomitar.
Un muchacho con el pelo negro y los ojos violetas se acercó a nuestro grupo. Sólo un muchacho que conocía tenía el pelo negro y los ojos violetas. No puede ser Cole. Pero no puede ser. Me estoy aferrando a Cole.
"No me dejes ir,” le susurré.
"No lo haré", me susurró a su vez, su agarre endureciéndose.
"Kitty Kat, se me acaba de ocurrir el vestido perfecto para ti", dijo el falso Cole a la más corta de la Emma "Tamaño hermoso, sombra invisible. ¿Qué piensas?"
Puso su mano sobre su boca. "Shh. Algo raro le está pasando a Ali, y es el momento de ponerse serio."
"¿En serio? ¿Tu?" el falso Cole exploro la zona, atrás de mi y alrededor. Luego, se instaló cerca del Real Cole y miró sus dagas. "Está bien. Ahora lo entiendo. ¿Quieres dar explicaciones?"
"Apártate", le espetó el real Cole.
Esto era demasiado.
"Vamos a tomar una copa." Mi padre era un alcohólico, y me gustaría evitar el alcohol durante toda mi vida. ¿Ahora? Necesitaba algo, cualquier cosa, para calmarme. "Y será mejor que nadie nos siga!"
El Real Cole me llevó a una buena distancia, y coloca un vaso de plástico frió en mi mano.
Esto está Mal, Escucho. Apagado.
Haciendo caso omiso de la voz, contengo el aliento y bebo el contenido. En el momento en que termino, quiero vomitar. El sabor... uf! aceite de motor, tal vez. O ácido de batería. Después de mi tercera copa, sin embargo, dejé la desagradable degustación, y fui adormeciéndose. Mareos nadando en mi cabeza, y todas mis preocupaciones fuera de mi conciencia.
"Tal vez deberías parar", dijo Cole.
Una risa burbujea a través de mi, un poco fanática, con una gran cantidad salvaje, toda la situación un pronto hilarante. Mi familia muerta estaba aquí. Y había un millar de Cole. Esta debe ser la mejor fiesta.
"¡Nunca!", Le dije, echando hacia atrás la cabeza y girando.
"Entonces supongo que te sientes mejor. "
"Muchooo", le contesté, y me reí de nuevo.
"Bien, bien. Ali Bell. Me gustaría decirle lo maravilloso que luces esta noche", dijo una chica detrás de mí, “y si puedo encontrar una manera para que suene sincera lo haré."
Me volví y vi a través de mi mareo otra versión de Emma. Sonreí y la saludé con la mano. Con mi mejor tono—de—Bebe, le dije: "Eres tan linda cuando estás enojado. Sí, lo eres. Sí, lo eres."
Ella palideció y pisoteó lejos.
"Fue algo que dije?" Le pregunté a Cole.
"Nuevo juego de beber, todo el mundo", una de mis papás llama. "Cada vez que alguien hable, tomate un trago!”
Aplausos alrededor. 
"Y mientras tanto, si alguien quiere hacer una sesión de conexión" otro de mis papás gritó, "mi ex que está regalando."
Más aplausos, esta vez mezclado con abucheos.
Agarré la mano de Cole y lo arrastré hacia adelante. Había vivido en esta casa durante semanas. Yo sabía el diseño. Con Niebla o no, podría llevarnos a donde quería ir, y me tropecé con alguien y murmure una disculpa.
O puede que no.
"¿A dónde vamos?" Preguntó Cole, desconcertado.
"A bailar".
"Ahora estás hablando mi idioma." Él tomó la iniciativa, y cuando llegamos a la pista de baile, me tomó en sus brazos.
Cole, Cole, mi sexy Cole. La música tenía un ritmo rápido, pero se movía despacio, sensualmente, pronto estamos uno contra el otro, frotando con un propósito, y la tensión en espiral dentro de mí, levantando la temperatura de mi sangre.
Una tensión con la que había tenido que lidiar desde nuestra ruptura.
"Mejor de lo que imaginaba", susurró.
"Cállate." Acerque mis labios a los suyos, y de inmediato metió su lengua en mi boca. Estaba caliente. Como siempre. Él fue contundente. Como siempre. Pero... algo andaba mal. Tan diferente como antes. Su sabor, el ángulo de la cabeza, la forma de su cuerpo contra el mío. Incluso la forma en que me sostenía. Ya no reverente, pero exigente.
Fruncí el ceño, y levanté mi cabeza.
"Ali", dijo con voz ronca, y se lanzó de nuevo para otro beso.
Dejé que dominara mi boca durante un minuto, tal vez dos, tratando de razonar las cosas, antes de sacudir la cabeza y tropezando lejos de él. Pase mis temblorosos dedos sobre mis labios hinchados. "Espera. Esto no está bien".
"Entonces, ¿por qué se siente tan bien?"
Intentó de nuevo darme un beso, pero de nuevo, me alejó. "Tengo que pensar."
"No hay nada que pensar. Hemos visto que esto pasaría. Sabemos que está destinado a ser."
Aplasté mis manos sobre mi rebelde estómago. "¿Vimos que esto pasaría? Cole, que -"
"¿Cole? Cariño, sabes que soy Gavin".
Gavin. Su nombre hizo eco en mi mente, de repente venenoso. "No, no puede ser. "
"Te lo aseguro, Yo soy."
Eso quería decir... eso significaba que había besado a Gavin. Frente a todo el cuerpo estudiantil de Asher High. Me di la vuelta y me encontré con otro Cole. Me aleje él, y lo oí llamar mi nombre mientras corría por el patio trasero. Mis poros parecían abrirse y chupar todo el frío del aire, por lo que me hizo temblar.
Una fuente banda se pego a mi brazo y me detuvo, me dio la vuelta. "Ali"
Cole miró hacia mí, los ojos violeta crepitante. Arranqué mi brazo, gritando, "¡Aléjate de mí, Gavin."
"¿Gavin? ¿Qué estás hablando?"
¿Este no era Gavin? "¿Quién eres tú?" Le pregunté, haciendo mi mejor esfuerzo para no echarme a llorar.
"Como si tú no supieras."
"Dilo. Di tu nombre!"
"Cole", espetó.
Mis rodillas se tambalearon y caí, y un sollozo de alivio se me escapo. Alivio- pero todavía no confiaba en lo que estaba viendo y escuchando. "¿Cómo sé que dices la verdad?"
"¿Me estás tomando el pelo?"
"¡No!" Golpeé mi puño en el suelo, más desesperada de lo que había sido nunca.
"Veo a Cole y mi papá en todos los rostros masculinos que me rodean. Veo a mi hermana y a mi madre en cada rostro femenino".
"¿Por lo tanto, pensabas que me estabas besándome?", Dijo con voz hueca.
"Sí".
Se masajeó la parte posterior de su cuello, y fue entonces cuando supe sin ninguna duda exactamente quien estaba delante de mí. Él realmente era mi Cole.
Quería saltar y correr hacia él. Quise arrojarme a él, y llorar y aferrarme y sacar el consuelo y la fortaleza de él, pero me quedé justo donde estaba, mi cabeza todavía nadando, la niebla todavía me rodeaba.
"Has estado bebiendo", dijo, todavía con ese plano, vaciado tono.
Cerré los ojos, esperando que la vergüenza se alejara. Por supuesto, no lo hizo.
Debería haber sabido que no estaba con él en el momento que—Gavin— puso la copa de cerveza en mi mano. El verdadero Cole nunca habría hecho eso.
"Lo sé", le dije. "Empecé a ver a mi familia, y yo me asusté y pensé que tendría otro ataque de pánico, y yo no quería que pasara eso aquí, yo sólo quería ser normal por una vez en mi vida, y yo no estaba lista para dejarte y me odio tanto ahora.” Yo estaba balbuceando, pero no podía parar. "Cole, lo siento mucho."
Su suspiro resonó entre nosotros. “Después de que te dejé, he hablado con mi padre. Sé que no querías ser probado ya, pero yo estaba preocupado por ti y la niebla. Me dijo que experimentó una niebla similar cuando estaba empezando a desarrollar una alergia al antídoto."
Es decir, que no podía tener más el antídoto, así que me iba a convertir en malvada de nuevo, y esta vez, me quedaría así. Iba a ser peligrosa. Y luego estaría muerta.
"Cole", dije con un temblor. "Siento mucho lo que pasó. Yo—"
"No. Sucedió. Se ha acabado." Se acercó y me agarro. "Vamos a llevarte a casa."

****
Me desperté gimiendo. Mi cabeza palpitaba sin piedad cuando mis ojos parpadearon. Un error. Mis párpados eran como papel de lija. Peor aún, estaba bastante seguro de que una rata se había metido en mi boca y había muerto, saboreé cobre y mi lengua se sentía como si estuviera recubierta por piel.
¿Podrías ser más asquerosa, Bell?
En realidad, podría.
Salí pesadamente de la cama, maravillada por el hecho de que yo no podría haber dormido más de una hora-el sol seguía brillando, pero me sentía como si hubiera dormido por días. Me lavé los dientes, incluso mi lengua. Repetí. Me duché y tome una toalla seca, se preguntaba a qué hora iba a recogerme Cole para la fiesta.
Espera.
La Fiesta. Creo que había soñado acerca de ir a la fiesta. Acerca de despertar y ver a mi madre. Entonces, Cole me había recogido, solo que no había sido Cole. Había sido Gavin. Gavin, el hombre con el que había bailado y con el que me besé. Al igual que en la visión. Corrí lejos, y el real Cole me había perseguido.
Él me dijo que yo podría tener una alergia al antídoto, entonces me recogió y me llevó a casa. Él me llevó a mi habitación y me puso en la cama, pero no me había dado un beso de adiós. Se había enderezado y salió, cerrando la puerta con un suave clic detrás de él.
Abrí unos analgésicos, deseando que las pequeñas píldoras blancas hicieran algo más que aliviar mi dolor de cabeza. Deseando que podrían limpiar mi mente de las pesadillas, también. Me vestí con mi mejor camisa y pantalones, tome especial cuidado con mi cabello—Feliz note mi reflejo que era maravillosamente normal, magullado y todo.
Oí a Nana caminar en la cocina, y me uní a ella.
Ella levantó la vista del plato de ensalada que estaba preparando. "Bueno. Estás despierta. Ahora usted puede decirme que es lo que está pasando contigo".
"¿Qué quieres decir?"
"Me dijiste que estabas en el proceso de volver a estar con Cole, entonces usted va a una fiesta con Gavin. Entonces Cole llega aquí, y tengo que decirle que te fuiste con otro chico. ¿Sabes lo horrible que me hizo sentir eso? Luego llegas a casa borracha, y su nuevo escolta es un enojado Cole." 
"¿Qué?" Chillé.
"Ya me has oído."
Lo había hecho. Y yo no había tenido una pesadilla. Había ocurrido Todo eso.
"Oh, Nana, lo siento mucho, pero tengo que llamar a Cole." Corrí a mi habitación y cogí mi teléfono. Encontré varias llamadas perdidas de Cole, y todos ellos eran de ayer, el día de la fiesta. Un correo de voz, probablemente Cole. Dos textos de Kat.

LLÁMAME 

Tienes que explicar algunas cosas jovencita!

Sacudiéndome, sostuve el teléfono en mi oído y escuché el mensaje. "Espero que estés durmiendo", dijo Cole, luego dio una risa suave y cálida. “Tal vez incluso llegue para despertarte. Voy a estar allí en una hora."
El teléfono se me cayó de la mano y golpeó en el suelo. Caí en el borde de la cama. Cole había sido testigo de mi beso y baile con otro chico—todo el mundo lo hizo. Había estado fuera de mi mente, sí, pero eso solo hizo que me sintiera peor. 
Yo debería conocerlo mejor.
Si hubiera visto a Cole haciendo eso con Veronica, después de todas las cosas dulces que me había dicho a mí, me habría ido de un tirón... y no creo que alguna vez lo hubiera seguido. No es de extrañar que Cole no me haya besado después de dejarme. Tenía que sentir lo mismo.
El ya no iba a luchar por mí. Algo que había tratado de resistir, quiso resistir, pero se había enamorado de todos modos.
Enterré mi cabeza en mi almohada y lloré.

No hay comentarios

REGLAS PARA COMENTAR:
-Los Comentarios tienen que hacer referencia a la noticia publicada.
-Prohibido dejar Links.
-Si comentaran un Spoiler de ante mano avisa.
-Sin groserías y sin insultar a nadie.

Gena Showalter Fans Spanish. Con la tecnología de Blogger.